CREACIÓN DEL REGISTRO GENEALÓGICO DE EQUINO DE VENEZUELA (STUD BOOK DE VENEZUELA)

           En Venezuela con el nacimiento de criaderos de caballos purasangre de carreras a mediado de los años 30’, pioneros de la hípica nacional visualizaron la necesidad de la creación de un organismo que se encargara de la fiscalización, control y registro de la población equina local, para así crear un Stud Book en el paìs.

     Inicialmente se concretó la formación del Fondo de Fomento Equino, originado y reglamentado mediante las Resoluciones números 1680 y 67 del 22 de Marzo de 1947 y el 7 de Agosto de 1948 respectivamente, emanadas de para el entonces Ministerio de Agricultura y Cría. Con la finalidad de administrar este Fondo de Fomento Equino, se procedió a emitir el Decreto Ejecutivo No. 142 del 27 de Mayo de 1949, que dio origen a la Junta de Fomento Equino, teniendo como su primer Presidente al veterinario Dr., J.J. Ramírez Villamediana.

          El Fondo de Fomento Equino se formó con un diez por ciento del ingreso del Hipódromo Nacional por concepto de actividades hípicas y se fue acumulando en el Banco Agrícola y Pecuario. Cuando hubo una apreciable suma de capital acumulado, el Gobierno Nacional creyó conveniente designar una Junta Directiva para administrar estos recursos, teniendo como fin fomentar la  cría del caballo purasangre en Venezuela, así como también otras razas equinas que fueran de importancia económica para la Nación. Por su parte dicha Junta, de carácter ad-honorem,, tendría atribuciones y deberes impuestos por la Resolución No. 79 del 24 de Septiembre de 1949 emanada del mismo Ministerio.

          Fue así como esta Junta elaboró un plan de la cría caballar, el cual fue dividido en actividades con dos objetivos bien definidos: desarrollar la cría del caballo criollo y mestizo y del purasangre de carreras. Se tomó énfasis en este último aspecto, como misión fundamental para fomentar la producción nacional de ejemplares que hubieren de actuar en el país, teniendo como norte evitar la fuga de capitales y coadyuvando en la creación de nuevos renglones de la economía local.

           Surgieron nombres de pioneros como el Capitán Jesús María Núñez Campos, Enrique Lander, J.J. Ramírez Villamediana y Ernesto Stelling entre  otros. Para el año de 1950 esta iniciativa de crear un Stud Book se concretó debido a la dedicación del Señor Jorge Coll Nùñez, quien fue su organizador y primer Director. A tal efecto el Gobierno Nacional promulgó el  Decreto Ejecutivo No. 215 del 2 de Abril de 1955 donde se establecen las normas que regirían la inscripción de ejemplares en el Registro Genealógico de Equinos de Venezuela (Stud Book de Venezuela), posteriormente en 1965, fueron modificadas. El mismo señor Coll se encargó de la recopilación de toda la información (en Noviembre de 1954) para dar pie a la elaboración del primer volumen del Stud Book de Venezuela, dándole así un carácter oficial.